Autenticación de dos factores (2FA)

¿Qué es?

Hay distintos factores de autenticación que permiten identificarnos en una página web o app:

algo que conocemos, como una contraseña

algo que somos, como una huella digital

algo que tenemos, como un teléfono celular

Muchos usuarios utilizan un solo factor, por ejemplo, una contraseña. El problema es que si un atacante obtiene nuestra contraseña, junto con la dirección de correo electrónico (o nombre de usuario), puede acceder a nuestra cuenta.

Protección adicional

La autenticación de dos factores consiste en utilizar 2 factores de autenticación.

La combinación más frecuente es ingresar una contraseña y también un código temporal de un solo uso (a veces llamado token) que, o se recibe por mensaje de texto, o es generado en una aplicación autenticadora en el celular. Depende del sitio web qué método se utiliza, aunque esta última es la opción más segura de las dos (más sobre esto al final de la página).

Puedes activarlo en muchas aplicaciones conocidas, como Twitter, tu provedor de correo electrónico y en casas de cambio de criptomonedas, donde muchas veces es obligatorio su uso.

Cómo utilizarlo - Ejemplo práctico

Veamos cómo activar y utilizar el doble factor de autenticación en Twitter.

1er paso: Instala una aplicación autenticadora en tu celular.

Hay varias aplicaciones gratuitas disponibles en el mercado. Algunas de las más reconocidas son Authy, Google Authenticator y LastPass Authenticator. Una gran opción para Android es andOTP, que requiere mínimos permisos, es de código abierto, encripta los códigos con una clave maestra y permite realizar copias de seguridad.

2do paso: En Twitter.com, busca el código QR y escanéalo.

Ve a Configuración / Seguridad y acceso a la cuenta / Seguridad / Autenticación en dos fases. Te pedirá que escanees un código QR que mostrará en pantalla y que ingreses el código temporal que ves en la aplicación autenticadora.

3er paso: Guarda el código de respaldo.

Copia a mano el código de respaldo en un papel y guárdalo bien.

¡Listo! Ahora cada vez que quieras ingresar a tu cuenta de Twitter, además de solicitarte el correo electrónico (o nombre de usuario) y contraseña, te solicitará un código temporal, que obtendrás de la aplicación autenticadora. Por más que alguien sepa tu contraseña, si no tiene este código no podrá acceder.

En caso de que no puedas utilizar tu celular, ya sea porque lo has perdido, te lo robaron o se rompió, solo tendrás que ingresar el código de respaldo. En este último caso no olvides reactivar el doble factor de autenticación con otro celular y guardar el nuevo código de respaldo.

¿Por qué el mensaje de texto no es recomendable?

Este método asume que solo el dueño del celular tiene acceso a los mensajes de texto que recibe. Pero esto no es así ya puede verse comprometido fácilmente.

Existe un tipo de ataque llamado “SIM swap” o “simjacking”, donde el atacante se hace pasar por su víctima y solicita una tarjeta SIM con la cual puede recibir mensajes de texto en otro celular y así recibir el código1.

  1. “How to Prevent and Respond to a SIM Swap Scam”. Consultado el 14 de mayo de 2020.